sábado, 7 de abril de 2007

Mother Rock, el lugar para pedir los deseos

Decidí un día ir a visitar un lugar donde esta la "Mother Rock" (Ejj Khad) o también llamada "Married Woman Rock" (Avgai Khad), es un roca con forma de una mujer embarazada y sentada mirando al frente de la salida del sol.
Esta roca es objeto de culto para los Mongoles, a diario y más los fines de semana se dirigen allá a llevarles ofrendas y pedirle deseos. Este lugar fue muy combatido por el comunismo, hasta lo quisieron dinamitar pero aún perdura.
El lugar es en el medio de la nada, como a 2 horas de Ulan Bator. Para llegar allá me levanté a las 7:20 am y estaba a las 8:00 en una estación de minibuses. Me fui sólo, me acompañaba igual mi libros de frases en Mongol para poder comunicarme. Encontré por fin una van antigua que se dirigía a "Ejj Khad" y me subi a esperar. El frio que hacía era mucho para estar esperando afuera, unos 3° bajo cero.
Yo tenía entendido que partía a las 8:30, sin embargo, eran las 9:00 y nada. Pregunte a que horas partían, algo así como ¿Хэдэн цагт автобус явах? (que se pronuncia ¿kheden tsagt avtobus yavakh?) y me dieron a entender que cuando estuviera llena, llevava 1 hora muerto de frío y al parecer nadie más quería ir ese día a la "Roca Madre"!!

Por fin a las 9:00 apareció una familia, con vestimentas muy tradicionales de Mongolia, 1 señora, 2 adultos varones y un jóven. Sólo hablaban mongol. Esperamos unos 20 minutos mas y se aburrieron así que se acercaron a un taxi que estaba en el paradero y negociaron un precio, yo los miraba con carita de perro abandonado desde le ventana de mi Van, hasta que me llamaron y me invitaron a ir con ellos, ehhhhh, por fin.
Arriba del taxi quedamos bastante apretados pero peor es nada. Nos presentamos, les tuve que hacer un mapa donde estaba Chile. A los 10 minutos de recorrido, el viejito saca una botella de vodka, se sirve una taza llena toma unos tragos y se la pasa a su amigo quien la termina. Sirven de nuevo y se la pasan a la señora, ella toma un poco y me la pasa a mi para que me la termine!!. Media taza de vodka sólo, sin ni siquiera limón a las 9:30 de la mañana y después de haber bebido el día anterior era como mucho, pero había que ser cortes y agradecido, así que Tölöö (salud!) y pa' adentro no mas.


Llevaban 4 botellas de vodka, 2 las bebimos a la ida, una la dejaron en la roca madre y la última, la bebimos a la vuelta (y botamos un poco, al menos yo en los monolitos de piedra)
A los 10 minutos de nuevo, se sirven una tacita de vodka, me daban a entender que era para el frio, así que pongámosle para el frio no más. Hasta el taxista se mandaba sus tragos.
Después de salir del centro de la capital, se comienza sentir lo deshabitado que es Mongolia y lo lejos que estoy.

Nada de nada de nada de nada

Aparte de los salud! adentro del taxi, parábamos cada media hora en unos montículos de piedras, con pedazos de paños y otras cosas que son para pedir deseos también, son de buena suerte. Si no se para al menos hay que tocarles la bocina y saludarlos. Pero lo que se hace generalmente que uno se baja del auto, se toma un vodka, toma unas piedras del suelo y da tres vueltas en el sentido del reloj al monolito tirando las piedras y pidiendo los deseos. También se le puede tirar un poco de vodka, billetes, dulces, lo que sea.

Hasta muletas dejaba la gente

Después de 2 horas viajando ya nos habíamos bajado como 2 botellas de vodka, yo lo único que quería era vomitar!!. Pero igual estabamos todos mareaditos. Así que aprovechabamos de cantar que es otra de las costumbres Mongolas, todo el mundo canta, sobretodo en el campo. Debe ser por lo borracho que andan que cantan tanto estos desgraciados, bueno pero “es para el frío” como les conté que decía allá.


Al final llegamos a la "Mother Rock":

Aquí adentro esta la famosa roca

Mother Rock
La principal ofrenda que llevan es "vodka"!! que desperdicio, pero también dulces, billetes y le prendían inciensos, entre otros. La gente hace fila para abrazar a la roca, que esta vestida con unos atuendos de mujer, le dan besos, apoyan su cabeza y le conversan, etc.
Aparte hay otras rocas alrededor don la gente se frota, distintas partes del cuerpo, que para que este sanas y fuertes, obviamente yo me pegué una buena frotada, eso si que no se veía muy lindo si alguien no hubiese conocido antes el contexto.
Y más monolitos para girar y pedir deseos ....
A la vuelta paramos en varias partes, primero en un Templo Budista, ahí me di cuenta de que la familia con quien viajaba era muy famosa, todos los saludaban, nos hacía pasar a sus Ger, y lo dejaban a él al centro, no se si era por que tenía más edad o que. Cuando uno llegaba de visita, el dueño de casa intercambia con el invitado principal una especie de botellita, que cada uno la abría y se aspiraba algo. Yo probé pero no sentí nada. Otro día los vi en una tienda y me decía que lo que aspiraban era café. Café?, que raro, para mi que se tiran unas yerbas molidas o algo como cocaína, así pueden reponer la caña de los vodkas.
Aparte de ese rito, tomabamos para variar leche fermentada de Yak y nos dieron de comer "Khorkhog" uno de los platos mas típicos de Mongolia que tiene pedazos cortados de cordero pelado y la piedras calientes que son colocadas como entrelazadas con un poco de agua en un Pot (olla de acero) que es cerrado y revuelto cada cierto tiempo por el periodo de una hora.
Mujeres cocinan, hombre comen .... que injusticia, jaja
La entrada del Templo y sus monolitos
En este mismo Templo, en sus afueras me toco presenciar una ceremonia tradicional y una premiación de mongoles distinguidos, uno de ellos era de la familia que con quien yo viajaba.

Las autoridades budistas que dirijían la ceremonia
Yo viajaba con los dos que estaban a mi lado y la señora al último. El de traje verde fue el galardonado
Una Mongo un poco mas moderna

En el camino de vuelta, sólo caballos, camellos y algunas Ger

Paramos un par de veces solamente a la vuelta, entrabamos a las Ger, saludabamos nos daban te (caliente y salado) o leche fermentada, conversaban un rato y proseguíamos. Al final, les agradecí "Танд баярлалаа" (Tand Bayarlaa!-gracias!) por el lindo viaje y experiencia única y quedamos en que les iba a regalar algunas fotos, que después se las dejé en mi Hostal antes de irme del país. Fue increíble haber estado todo el día con esta familia, haber conocido lugares historicos, que me hayan presentado a mucha gente y todo si hablar una palabra de inglés, sólo con gestos y con mi "mongolian phrasebook" nos comunicamos a la perfección.

De muy pequeños los Mongoles conviven con los caballos por eso son tan buenos jinetes